León, semana dos.

Por fin pude ir a patinar por León. La semana anterior, entre la lluvia, las clases y la aclimatación obligada a este nuevo entorno me hicieron imposible el “catar” el suelo de esta ciudad.
La ciudad promete, el suele es bastante liso por todas partes y abunda el mármol. El problema es el de siempre y es que, según me contaron, la policía multa, cosa nada agradable en estos tiempos que corren. Así pues, de momento (hasta quue disponga de algun guía que me diga cuando se puede y cuando no), me recluiré en el parque.
Éste cuenta con un halfpipe, unas gradas con coping redondo (que no resbala demasiado) unas cuantas piramides y, todo al rededor, unos quarters. Es grande, al menos para los parques a los que estoy acostumbrado. Es todo de cemento menos las pirámides, que son prefabricadas o de madera, y el half, cosa que me gusta bastante. El problema es que como todo, necesita un mantenimiento y las juntas ya están muy agrietadas, pero los locales las van arreglando con silicona y demás, lo que ayuda un poco.
El principal inconveniente es el suelo, que está todo erosionado y se frena mucho el patín… quitando eso está bastante bien.
Lo que más me chocó es la cantidad de bikers que hay… una auténtica animalada, al menos si lo comparamos con Ferrol. Skaters no hay muchos, claro que bajé el domingo y eso, supongo, se notará.

Por semana tengo complicado sacar tiempo para patinar, entre clases y prácticas son muchas horas… y ya no estoy acostumbrado. Además hay algunas asignaturas de las que tengo, por ser de otra especialidad, los conocimientos básicos, por lo que me tengo que empezar a poner al día con el estudio. Pero bueno, el fin de semana hay que respetarlo, asi que supongo que tocará bajar otro rato y seguir viendo como va el tema.

Cambiando un poco de tema, hoy fue la toma de contacto con la biblioteca… menuda fiesta había montada, gente aplaudiendo, gritando (o casi) y, lo mejor de todo: una regleta que servía de alimentación para las luces de un par de mesas enchufada a sí misma… ¡con razón los interruptores no funcionaban! Pero bueno, como no todo puede ser malo, descubrí que la velocodad de bajada de la wifi de la universidad es de unos 10MB aproximadamente (a casi esa velocidad me bajaba a mí)… luego tocó hacer la prueba de subida, y alcanzó algo más de 3MB, todo un lujo, ya que aun encima permite el uso de aplicaciones P2P (al menos torrent). Lo dicho, fue uno de los descubrimientos del día.
Otra anécdota curiosa fue la señora que se quedó atascada en una puerta automática, primero por los hombros y, tras decidir que sería apropiado retirar estos del recorrido de la puerta, por la cabeza. Debo añadir que la señora llevaba un collarín, lo que me hace pensar que no es la primera vez que le ocurre… bueno, eso y la aparente tranquilidad con la que se tomó el asunto, digno de elogios.

Otro día me encontré con unos chavales patinando por el centro, con suelo decente, una plaza con bordillos parecidos a los del Cantón (pero se les puede dar por los dos lados y están separados unos de otros) y, aparentemente, no hay problemas… hasta que salió un tío del colegio que hay allí. Pero bueno, que sólo dijo que nos apartásemos un poco de la puerta del colegio, cosa que nos llevó a una plaza similar, pero con más encanto.

Y en esas andamos, iré a probar en un poco el suelo de la zona del centro, a ver que tal.

¡Ah! Y sigo buscando piso, ya encontré un par de ellos que salen bastante económicos, a ver si saco un rato esta semana para ir a verlos y así decido qué hago, por aquello de saber donde me caigo muerto.

En cuanto a las clases, son un horror, mil horas a la semana, con días de casi 12 horas con sólo 1h para comer… no es vida. No entiendo como la asignaturas tienen tan pocos créditos, si te pasas la vida en la escuela. Y encima los trabajos, que ya empiezan a pedir… un infierno, pero bueno, me mantienen ocupado que tampoco está mal.

Esta semana ya empiezo con todas las prácticas, a ver lo dura que se me hace… porque el jueves tenía pensado bajar a tomar algo y, al final, me quedé dormido y cuando me desperté, eran las 7 de la mañana…

Para terminar, toca una cancioncilla, que tengo la sección un poco olvidada… entre la mala conexión que tengo, el poco tiempo libre, y lo poco que ando con el ordenador últimamente no saco tiempo para publicar nada, a ver si la cosa cambia y continúo con las canciones.

Así que nada más, os dejo con este temazo de Blind Guardian:

Blind Guardian – Valhalla

Anuncios

Acerca de Manuel Trigo

Ingeniero técnico industrial, interesado en electrónica, desarrollo de sistemas inteligentes, DIY, microcontroladores, programación, fotografía... Estudiante de segundo ciclo de Ingeniería Industrial en la Universidad de León.
Esta entrada fue publicada en Deportes, La canción del día, Mi vida al día y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s