León, balance de una semana.

Catedral de León

Catedral de León

Primeramente, os informo de que estoy escribiendo esto desde la estación de buses de Ponferrada, por lo que si veis alguna palabra rara seguramente sea debido al teclado del Nexus One… es bueno, pero todavía no me acostumbro a las diferencias con el del iOs (aunque cada vez fallo menos).

 

Como prometí, toca hacer balance de la primera semana como estudiante en la ULE (Universidad de León).

Llegué a mi nueva ciudad un domingo lluvioso, tras un viaje un tanto difícil en el que el aquaplanning hizo presencia, aunque, como es evidente, sin consecuencias.

Me instalé en el hostal que actúa como residencia, en principio era una solución temporal, pero si la cosa sigue así me temo que se convertirá en mi residencia definitiva: la comida está bastante bien, con su pescadito, su verdurita… vamos, como en casa. Es un edificio un tanto viejo, pero en buen estado.
En cuanto a la universidad… el edificio es nuevo, muy nuevo. Sorprende bastante al principio, acostumbrado a la EUP, pero la verdad es que se agradece. Lo raro es que parece que no tienen un aula-net o similar, ya que pregunté varias veces dónde podía imprimir documentos y todo el mundo me mandaba a la copistería, se ve que no gastan servicios de este estilo.
Los horarios son un tanto raros, entras temprano y sales pronto, quitando las prácticas y esas cosas, que empiezan, en algunos casos, antes que las clases de teoría (cosa que nunca entenderé).
En cuanto a la temática de las asignaturas, me encuentro con viejas conocidas, como el equivalente a electrónica de potencia (SEA), otra del estilo de oleoneumática, mezclado con energética y transmisión de calor (ITE)… Tengo otra de estas que me gustan a mi, de matemáticas (MMA), se ve bastante práctica, con clases de Matlab (hasta lo puedes usar en examen)… y otras que me preocupan un poco, como una especie de transporte (TEL)… pero bueno, ya me informé y se ve que casi todo es aprobable, por lo que tampoco me voy a poner nervioso de primeras.
Los primeros días hice algo de turismo, visita obligada a la Catedral de León, una auténtica maravilla arquitectónica… y más por la noche, con una iluminación sublime. Encontré un par de bares que me gustan bastante, al menos hasta que algún posible guía me enseñe más. Entre ellos se encuentra la joya de la corona, una estrella galicia con sus diferentes modalidades de espumosas y refrescantes cervezas… desde 1906 hasta River 0 y la carta no se queda atrás, ya que cuentan con el conocidísimo pulpo “á feira”.
La semana no dio para mucho más. Fuí de paseo hasta el skatepark, pero como hacía un tiempo bastante malo no lo puede “catar”. Sin embargo, lo vi arreglado, claro que mi vista no es muy buena… el día que pille el patín y me acerque lo confirmo.
Con estás nos ponemos en jueves, momento en el que nos dicen que toda la semana que viene no tenemos clase y que el puente deja de ser puente, para convertirse en puentérrimo… y en ese instante terminé de decidir volver a Ferrol, aunque tenga que acercarme un día a León a arreglar los papeles de la beca.
En la vuelta me encuentro, esperando en Ponferrada al bus que me lleve de regreso, un Alsa de clase Supra Economy… a ver si merece la pena el precio (es el unico a Ferrol). Ya editaré la entrada para contar mis impresiones de este transporte que, según se cuenta, es bastanre bueno y cómodo.
Nada más por ahora, espero que la entrada sea de vuestro interés y divertimento, aunque en el día de hoy toca una entrada más bien discreta en cuanto a esto último, por lo que os emplazo a leer las anteriores si aún no lo hicisteis, que esas tienen unas trazas de ironías y exageraciones que pueden sacarte una sonrisa, dos si me imaginas contándolo en uno de mis monólogos improvisados.

Edito: ya estoy en el bus, que llegó con una hora y algo de retraso. Asientos de cuero, sistema de cine con audio individual para cada pasajero, espacioso, con reposapiés y bar (aunque yo no cogí nada por precaución, no vaya a ser que la gravedad y los procesos fisiológicos causen un problema hídrico en mis pantalones…
Pues ahora sí que si, emprendo la parte final de mi vuelta. En la peli están comiendo, que envidia, tengo un hambre…

Edito otra vez: el bus cuenta con baño, se ve que alguien ya le paso lo de regar el pernil.

Anuncios

Acerca de Manuel Trigo

Ingeniero técnico industrial, interesado en electrónica, desarrollo de sistemas inteligentes, DIY, microcontroladores, programación, fotografía... Estudiante de segundo ciclo de Ingeniería Industrial en la Universidad de León.
Esta entrada fue publicada en Mi vida al día y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s